Ante el desabasto, los residentes de Ecatepec se surten con piperos y “huachicoleros” que sustraen el agua de las tuberías públicas, con lo que la gente termina comprando su propia agua.

Piperos privados “roban” el agua de tomas municipales de Ecatepec para venderla

Sobre la  Avenida Valle del Don, en Ecatepec, una pipa  privada carga agua de una toma pública para su venta a los vecinos de la colonia La Glorieta y sus alrededores.

Es una pipa de doble remolque con capacidad de 31 mil litros de agua, que  puede vender en al menos 4 mil 340 pesos: 140 pesos por cada mil litros.

El agua que extraen para su venta es la que corre en la red pública de tuberías y que debería llegar a los ecatepenses. Los piperos abren el registro a  plena luz del día y a la vista de todos, y con una bomba extraen el agua para descargarla en la pipa sin logos.

Otras pipas se encuentran estacionadas cerca del registro.

A cuatro kilómetros de esa toma, camionetas de redilas y microbuses con tinacos dentro, se forman sobre la avenida Miguel Hidalgo, que divide las colonias Lázaro Cárdenas y Polígonos III.

Los choferes esperan su turno para llenar los tinacos desde otro registro abierto de la red secundaria de agua, del que, igual que las pipas, extraen el agua con bombas eléctricas y mangueras.

Aunque también está a la vista de todos, personas vigilan la toma y a quienes cruzan esta avenida. A estos se les conoce como “huachicoleros del agua” y venden más barato que los piperos, a 100 pesos los mil litros.

Tanto piperos como huachicoleros se roban el agua de la red de tuberías en Ecatepec, en el Estado de México para venderla a los residentes, quienes terminan comprando su propia agua.

Alrededor de 800 mil personas que viven en la quinta zona de Ecatepec, al sur del municipio, llevan años sin agua potable en las tuberías de sus casas.

Para sobrevivir deben desembolsar de 100 a 160 pesos por mil litros de agua, que alcanza para menos de una semana de uso regular para una familia de cuatro personas. Si esta agua la recibieran por las tuberías pagarían 10.63 pesos.

Además de comprar el agua que debería de llegar a sus casas  le pagan al municipio por esa misma agua que no reciben.

Ante la carencia de agua cada vez más grave, mil 600 familias de esta zona se han amparado para recibir al menos mil litros de agua a la semana de parte del Municipio de Ecatepec, lo que es insuficiente.

Además, han realizado manifestaciones para exigir el suministro de agua.

El presidente municipal Fernando Vilchis, recién reelecto al cargo, anunció desde el 2020 la perforación de siete pozos de agua que ayudarían a combatir la escasez de agua. Sin embargo estos pozos se perforaron sin estudios y sin  permisos de la Comisión Nacional del Agua, lo que ponía en riesgo la salud de la población y causó la suspensión de los mismos.

Pago doble por la misma agua

“Para toda la casa pagamos como 250 o 300 pesos de agua (a la semana). Son como mil pesos, mil 100 al mes de pura agua, y eso que la reciclamos el agua, nos bañamos, lavamos, la agarramos para el baño, para trapear. No hacemos mal uso del agua”, cuenta Rosa María Gutiérrez desde su casa en la Colonia Ampliación Valle de Aragón.

Rosa María vive en esta colonia hace 32 años y recuerda que desde entonces hay problemas de agua, pero hace alrededor de cinco años ya no cae una sola gota de la red de tuberías, por lo que tienen que abastecerse de pipas del gobierno municipal y privadas para su familia de 12 personas.

“Todos nos cooperamos, mis hijos y yo nos cooperamos, porque no puede una persona sola. Siempre estamos buscando una pipa más flexible para poder pagar, porque hay muchos costos muy elevados, la verdad”.

Desde las 6 de la mañana, el claxon de las pipas se anuncia como si fuera la basura o el gas entre las calles de Avenida Central y el Circuito Exterior Mexiquense, en parte de las colonias dela zona V de Ecatepec.

La región recibe agua de un tanque localizado en la Colonia Industrial Cerro Gordo, que surte la Comisión del Agua del Estado de México (CAEM) a través del sistema Cutzamala y de pozos profundos de Ecatepec.

A partir de que el agua llega al tanque de Cerro Gordo, la  distribución le toca al Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Ecatepec de Morelos (Sapase).

Según el Código Financiero del Estado de México y Municipios, el precio del suministro de agua es de 10.63 pesos por mil litros para el Municipio de Ecatepec, servicio que a su vez el municipio cobra a los ecatepenses aunque no les llegue agua a sus casas.

Los vecinos gastan al menos 600 pesos mensuales en agua de pipas, además de que deben pagar anualmente entre 900 y mil 200 pesos de agua a Sapase por el pago de derechos.

“Las camionetas traen al menos dos tinacos, y uno qué hace, busca al menos lo más económico. Hay unas pipas que hasta 150, 140 (pesos), y vas a las camionetitas, pues 100, 110”, dice Jassel Moreno, de la colonia Croc Aragón.

Los piperos además cobran más por el agua de lo que la ley les permite.

Según el Código Financiero del Estado de México y Municipios la venta de agua potable a pipas para su distribución depende de la disponibilidad del recurso y la tarifa por la venta de agua tratada en ningún caso podrá exceder el 90 por ciento del salario mínimo general vigente por metro cúbico, que en el caso del salario mínimo actualizado sería de 110.89 pesos.

El mismo código estipula que explotar agua sin permiso, así como realizar derivaciones de agua potable sin autorización,  tiene una sanción de quinientos a tres mil salarios mínimos.

El Código Penal del Estado de México a su vez señala que quien distribuya agua potable a través de pipa sin permiso se le impondrán de dos a seis años de prisión y de cincuenta a doscientos días de multa.

La utilización de fuentes de abastecimiento de agua sin permiso se sanciona a su vez con uno a tres años de prisión y de veinticinco a cien días de multa.

El director de Sapase Ecatepec, Mario Luna, señaló en MCCI en entrevista que tienen identificados a estos grupos, pero no se les combate para evitar un conflicto social, además de que estiman que roban máximo diez pipas por día.

“En estos puntos no solo se abastecen estas personas (huachicoleros), se abastecen personas que llegan con su bote para el abasto propio de su casa”, señala Luna, “y hay grupos que fueron empoderados años atrás, el conflicto social que se puede generar por una acción mayor tampoco tiene sentido”.

Mario Luna señaló que el Municipio de Ecatepec no abastece el agua de las pipas particulares ni le corresponde regular los precios de su venta, sino que le corresponde al Estado de México.

Amparos por un derecho humano

En mayo del 2020, cuando en plena pandemia el agua escaseó aún más, alrededor de mil 600 familias de 47 colonias de Ecatepec se ampararon contra el desabasto. Un juez ordenó que el municipio les abastezca al menos mil litros de agua a la semana por residencia.

Como no sale agua de las tuberías, el municipio les manda pipas del Sistema de Aguas de Ecatepec.

Apoyados por Miriam Silva, abogada originaria de Ecatepec, los vecinos demandaron a las autoridades de los tres niveles de gobierno por la falta de agua.

“Al inicio Sapase lo pasó por alto muchos meses y no daba el agua aunque hubiera una resolución judicial. Actualmente llevamos 21 incumplimientos. ¿Qué hemos logrado? que se le abra una carpeta de investigación al presidente municipal de Ecatepec y al director del órgano descentralizado Sapase por los incumplimientos o las violaciones de amparos”, señala Miriam Silva en entrevista con MCCI.

Para dar el servicio que obliga el juez, trabajadores de Sapase solicitan a los ecatepenses mostrar sus recibos de agua pagados.

“Es mucho lo que estamos pagando por el agua, incluso por qué exigen el pago si nosotros pagamos el agua aparte, es privada, tenemos que pedir el agua privada para realmente vivir cómodamente o limpiamente”, dice la vecina Verónica Martinez.

“El dotar de agua a los quejosos con la medida suspensional no puede estar sujeta a un cobro o pago de un servicio que no existe, y contrario a ello, se debe pagar por 1000 litros de agua un costo de $140.00 a $240.00, generando un daño en nuestro patrimonio por la falta de ese servicio por parte del Municipio”, señala a su vez uno de los amparos.

Además de Sapase, pipas de CAEM, dependientes del gobierno del Estado de México, abastecen a algunas de las familias con mil litros más por semana.

El director de Sapase Mario Luna señaló a MCCI que desde mitad del 2020 CAEM redujo el suministro de agua hasta en un 20 por ciento durante la pandemia, ya que los bajos niveles del Cutzamala afectaron solo a Ecatepec y no se redujo el agua a otros 12 municipios del área metropolitana que se abastecen del mismo sistema.

“En ecatepec nosotros estimamos que más del 40 por ciento del líquido se nos pierde en las fugas”, dice Luna, “reemplazar 700 kilómetros de líneas de agua potable y drenaje, de banquetas, guarniciones y pavimentos, calculamos que costaría un monto aproximado de 27 mil millones de pesos. Son casi seis años el presupuesto total del ayuntamiento”.

En noviembre del 2020, vecinos acudieron al tanque de Cerro Gordo junto con autoridades de CAEM y de Sapase.

Para entonces, el sistema electrónico de las instalaciones registró el abastecimiento de mil 150 litros por segundo al tanque del que debe bajar el agua para los 800 mil ecatepenses de la quinta zona, más de los 915 litros obligados que alcanzarían para las necesidades básicas diarias.

Ahí el director de Sapase señaló que el mes con menos agua fue julio del 2020, con 870 litros por segundo, lo que alcanzaría para 93 litros de agua diarios por habitante.

“No entendemos por qué no está llegando el agua en las redes de las casas”, dice la abogada.

La carpeta de investigación en contra del presidente municipal y el director de Sapase por el incumplimiento de los amparos podría derivar una pena de tres a nueve años de prisión y una multa de 50 a 500 días, además de la destitución de tres a nueve años para cada uno.

Vínculo con sindicato investigado

Uno de los regidores de Ecatepec que llegó con Fernando Vilchis fue Guillermo Fragoso Báez, líder en el Estado de México de la Confederación Libertad de Trabajadores de México, mejor conocida como Sindicato Libertad, que entre otras cosas, manejan pipas, y cuyo líder se encuentra preso desde hace un año.

El 12 de junio de 2020 Guillermo Fragoso, junto con el director de Sapase Mario Luna, anunció que piperos del Sindicato Libertad regalarían 200 viajes para llevar agua del municipio a los ecatepenses “de manera desinteresada y solidaria”.

Fernando Vilchis también nombró a inicio de su primera administración a Merced Guillermo Fragoso Estevez, padre de Fragoso Báez, como director de Seguridad Pública y Tránsito, puesto del que fue removido meses después, en mayo de 2019, por no aprobar exámenes de control y confianza.

En febrero del 2021, Fragoso Báez dejó Morena, con quien llegó como regidor de Ecatepec, y se sumó a la campaña del Partido de la Revolución Democrática como candidato a diputado local por el Distrito VI de Ecatepec, y en mayo de este año brigadistas del partido Morena denunciaron haber sido agredidos por miembros del Sindicato Libertad cuando hacían proselitismo en la colonia Héroes de la Independencia.

En la elección del 6 de junio, Guillermo Fragoso perdió la diputación local ante la morenista Elba Aldana Duarte.

Pozos-contaminados

“Perforaremos más pozos para llevar agua a los hogares de Ecatepec”, con esta frase y una fotografía propia, el morenista Fernando Vilchis anunciaba en un espectacular en Avenida Central una de sus promesas de campaña para su reelección, de la cual resultó ganador.

En 2020, la administración de Vilchis aprobó la perforación de seis nuevos pozos localizados en distintos puntos de la quinta zona e incluso en octubre de ese año presumió que uno de estos pozos, en la Colonia Ciudad Cuauhtémoc, ya estaba listo para su operación y abastecería a 50 mil personas.

Sin embargo, ninguno de los pozos contaba con estudios para comprobar que el agua sea apta para el consumo humano, ni con análisis de suelo necesarios para comprobar que en los lugares donde se cavaron los pozos no habrá daños al subsuelo.

La Conagua tampoco había aprobado su exploración ni había otorgado la concesión para el uso del agua.

“El acto reclamado es que las autoridades responsables no cuentan con el título y/o permiso y/o concesión que acrediten haber cumplido los requisitos para perforar, explotar y hacer uso del agua que pudiera obtener de los pozos mencionados, así como el que se haya verificado que el agua que se extraiga sea apta para consumo humano”, señala una nueva demanda tramitada por vecinos de la quinta zona

En enero del 2021, el juez Marín García en Naucalpan, Estado de México, suspendió la perforación de los pozos y solicitó al municipio mostrar los permisos correspondientes antes de seguir con la construcción.

“Aquí se hicieron me parece dos pozos y llevan muchísimo tiempo diciendo que ya se va a abrir, ya se va a abrir y nunca hay agua”, dice María Guadalupe Carrillo, vecina de la colonia Ciudad Amanecer .

“Vamos a hacer cuentas, cuánto gasto yo al mes y cuánto me cobran al año. Me tendrían que reembolsar dinero a mí, no yo reembolsarles a ellos.  Ahí le encargo a los de arriba que se pongan a hacer cuentas”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.