El ruido puede llegar a afectar directamente a nuestro cuerpo y provocar un aumento de la frecuencia cardíaca y respiratoria, o incluso de la presión arterial.

Dirección de Inspección Ambiental revisará niveles de ruido en Toluca

En lo que va del año el ayuntamiento de Toluca ha realizado 5 operativos en 13 establecimientos para verificar el cumplimiento de la normatividad respecto a prevenir y controlar la contaminación del suelo por residuos sólidos urbanos de origen industrial, comercial y de servicios, así como la contaminación por ruido.

También ha atendido 64 denuncias ciudadanas y hasta el momento no han aplicado sanciones. Los inspectores de la Dirección Jurídica e Inspección Ambiental realizan la inspección, plenamente identificados, para corroborar el debido cumplimiento de la Norma Oficial Mexicana NOM-081-SEMARNAT-1994, que establece los decibles permitidos a establecimientos comerciales, que son 68 dB(A) de 6:00 a 22:00 horas, y 65 dB(A) en el horario de 22:00 a 6:00 horas.

“Una vez que tienen el resultado de las medidas tomadas con sonómetro y si los negocios rebasaron los niveles permitidos, el área da inicio al procedimiento administrativo correspondiente o, en su caso, a la clausura temporal o parcial de la fuente emisora, como lo establece el artículo 2.241 fracción I del Código para la Biodiversidad del Estado de México”, detalló el ayuntamiento en una tarjeta informativa.

Se le informa al propietario que deberá realizar las acciones necesarias para subsanar las irregularidades y, una vez hecho el procedimiento, en casos de sanción, se aplica conforme a lo establecido en el artículo 2.263 fracción III del mismo ordenamiento jurídico.

De acuerdo con lo establecido en el artículo 3.29 fracción IX del Código Reglamentario Municipal de Toluca vigente, la autoridad competente para el otorgamiento de licencias de funcionamiento y permisos provisionales a los establecimientos que realizan actividades comerciales, industriales y de prestación de servicios en el municipio, es la Dirección de Atención al Comercio, la cual deberá considerar los requisitos establecidos en los artículos 8.32 y 8.33 del mismo ordenamiento jurídico.

Es así que se invita a respetar los límites permisibles, en caso de contar con bocinas en el establecimiento comercial, y mantenerlas en el interior, además de adecuar los espacios para evitar el ruido al exterior del negocio.

Cabe recordar que la contaminación auditiva provoca problemas adversos a la salud como irritabilidad, estrés, ansiedad, problemas de comunicación e incluso agresividad.

El ruido puede llegar a afectar directamente a nuestro cuerpo y provocar un aumento de la frecuencia cardíaca y respiratoria, o incluso de la presión arterial.

You must be logged in to post a comment Login