Registraron pérdidas de hasta 60 por ciento en sus ventas en comparación con el año pasado, debido a la presencia de vendedores ambulantes.

Comercio formal en Toluca, con pérdidas de 400 mdp por ambulantaje

Derivado del alto número de vendedores ambulantes registrados en el centro de la capital mexiquenses, el pasado 10 de mayo los negocios establecidos registraron pérdidas de hasta 60% en sus ventas en comparación con el año pasado, el equivalente a 400 millones de pesos.

“Para el comerciante establecido desafortunadamente este 10 de mayo se registró una baja considerable en las ventas de productos como la joyería, bisutería, zapatos, tenis deportivos, accesorios, dulces, flores y chocolates”, detalló David Tapia Álvarez, presidente del Movimiento de Empresarios y Ciudadanos por México (Mecmex).

Muchos de estos productos que comercializaron en mercados ambulantes tolerados por la autoridad municipal en las principales plazas y puntos comerciales del Centro Histórico de Toluca.

“No solo se trata del 10 de mayo, siempre hay puestos de ambulantes que venden ropa, accesorios, zapaterías, dulces tradicionales e inclusive bebidas con alcohol, se vive una competencia desleal en los comercios formales establecidos”.

Por esta situación la afectación estimada en pérdidas oscila en aproximadamente 400 millones de pesos, solo el Día de las Madres, ya que también se perjudica al llamado “comercio de oportunidad”, es decir, aquel que aprovecha ciertas temporadas del año para obtener un ingreso adicional.

“Las barreras impuestas por la autoridad como las ciclopistas mal ubicadas y el incremento desmedido del comercio ambulante, impiden que el consumidor tenga una buena experiencia de compra. Muchos prefieren acudir a las grandes plazas comerciales donde nadie los moleste”.

Sin bien se ha registrado una inflación importante en todo el país -dijo- lo cierto es que no hay los incentivo de ordenamiento comercial, simplificación administrativa y desregulación que permitan mitigar este fenómeno de aumento de precios, generando un efecto perjudicial abonando al estancamiento de la economía durante una de las temporadas más importantes del año en el Centro Histórico de Toluca.

Tapia Álvarez recalcó que el aumento de precios y el estancamiento de la economía son una combinación fatal para el comercio y economía formal.

“Aunque tenemos mayores aforos, la pandemia persiste y no ha permitido que vendamos al 100, la gente es muy cuidadosa con su dinero y si sumamos el ambulantaje que se queda con un buen porcentaje de las ventas, la situación se torna compleja”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.